Entrada destacada

El Ministerio de Empleo da marcha atrás a la modificación unilateral de códigos de los contratos predoctorales.

Madrid, 3 de marzo de 2017 En la tarde de hoy el Ministerio de Empleo ha hecho público que rectifica con carácter inmediato la mo...

martes, 17 de junio de 2014

Los Tribunales dan la razón a CCOO y declaran nulo un despido de una trabajadora de GSS Line Badajoz

El Tribunal Superior de Justicia de Extremadura ha dado la razón a CCOO y ha declarado nulo el despido de una trabajadora de GSS Line de Badajoz porque la empresa había superado el límite de despidos y debía haber negociado un Expediente de Regulación de Empleo.
Los tribunales consideran que GSS Line intentó eludir su obligación de recurrir a un ERE despidiendo a sus empleados de manera individual y no colectiva para ahorrarse indemnizaciones y por falta de causas que lo justificasen.

La propia empresa reconoció en el acto de conciliación previo la improcedencia del despido de la trabajadora, que prestó sus servicios durante año y medio, y que fue despedida de manera disciplinaria por una supuesta “disminución de rendimiento”.
Desde el primero momento, la trabajadora rechazó la indemnización y con el asesoramiento de la Asesoría jurídica de CCOO Extremadura presentó demanda en el juzgado de lo Social, que estimó parcialmente declarando la improcedencia del despido en primera instancia, y ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, tras el recurso presentado, ha declarado la nulidad del dicho despido por estar ante un despido colectivo fraudulento.
El TSJEX declara nulo el despido y afirma que en el periodo de 90 días que comprende el despido de la trabajadora demandante se produjo en esta empresa en el ámbito estatal un número de despidos superior a los establecidos por ley como límite para que deba seguirse el trámite del despido colectivo.
Esto quiere decir que GSS mediante la práctica de despedir espaciadamente a sus trabajadores ha pretendido evitar el trámite de plantear un ERE, básicamente porque no existe causa para estos despidos y no podrían justificarlos en un Expediente de Regulación de Empleo.
Desde CCOO se denuncia la práctica habitual de GSS Line de despedir a sus trabajadores y trabajadoras sin un motivo justificado, amparándose en bajadas de rendimiento irreales, admitiendo sólo después la improcedencia del despido si la persona despedida se decide a denunciarlo y abonando únicamente la indemnización, ya que tras la reforma laboral de 2012 solo se devengan salarios de tramitación en despidos nulos, como finalmente ha sido declarado este despido.