Entrada destacada

El Ministerio rompe su compromiso de negociar los criterios de acreditación del personal docente e investigador funcionario

Ni incrementa la transparencia ni reduce unos niveles de exigencia injustificados. En los últimos días se están celebrando reuniones de l...

martes, 30 de noviembre de 2010

Se traslada la Jornada de Luto al día 15 de diciembre

CCOO convoca una jornada de luto y una concentración de protesta en Mérida ante el incremento de la siniestralidad laboral y las muertes en el trabajo
CCOO de Extremadura ha convocado una jornada de luto y movilizaciones de protesta para el próximo 15 de diciembre ante el incremento de la siniestralidad laboral y de las muertes en el trabajo debido a la dejadez de las empresas y la reforma laboral. Esta iniciativa, organizada en principio para el día 13, se traslada al 15 para que se pueda sumar a ella UGT Extremadura.
Además de la concentración de delegados y delegadas sindicales de CCOO en la Plaza de España de Mérida, se llevarán a cabo 15 minutos de paros a las puertas de las empresas y se invitará a los trabajadores y trabajadoras a llevar crespones negros en señal de luto.

En los últimos días han fallecido en su puesto de trabajo dos jóvenes. Uno de ellos en una obra en Jerez de los Caballeros y otro por el vuelco de un vehículo en la Central Nuclear de Almaraz. En total, en este año han fallecido 14 personas por accidentes laborales y la siniestralidad ha aumentado a pesar de la sensible caída de la actividad y de que hay más desempleo.

Para el secretario general de CCOO de Extremadura, Julián Carretero, "esta situación tan grave no puede pasar de puntillas". "La crisis y la reforma laboral están detrás de este aumento del número de accidentes y de las muertes en el trabajo", asegura.

"No nos podemos acostumbrar a la muerte en el trabajo y no se puede achacar los accidentes a un fallo humano, sino a la falta de aplicación de la normativa de prevención por parte de las empresas", añadía.

CCOO trasladará a los ayuntamientos de la región y a los grupos parlamentarios en la Asamblea de Extremadura el conjunto de reivindicaciones han llevado al sindicato a convocar esta movilización y pedirá un declaración institucional que exprese el rechazo de las instituciones a la situación actual.

La crisis y la reforma, causas del aumento de accidentes en el trabajo

Para Julián Carretero "es necesario poner coto a la accidentalidad y siniestralidad laboral, porque en la última semana se han disparado absolutamente todos los despropósitos".

Lamentó la muerte de estos dos jóvenes, que apenas superaban los veinte años, y afirmó que sus fallecimientos se han producido en "condiciones aberrantes e inasumibles en pleno siglo XXI y en una España moderna y en una Extremadura moderna que no puede consentir muertes por el mero hecho de trabajar".

Explicó que las 14 muertes en lo que va de año ponen de manifiesto "como la crisis está agravando de una manera importantísima del accidente de trabajo, ya que la accidentalidad y la siniestralidad ha aumentado a pesar del descenso de la actividad y del empleo".

"En época de crisis las empresas ahorran costes y no contratan en la medida necesaria los servicios de prevención, mientras que estos hacen dejación de funciones al no exigir el cumplimento de las medidas de seguridad y prevención laboral", insistió.

La crisis y las leyes influyen en este aumento para Julián Carretero. "Hay que decir alto, claro y con rotundidad que una causa importante que agrava la situación y que es una causa más para la muerte de estas dos personas, fundamentalmente tiene que ver con lo que ha hecho esta reforma laboral a la hora de precarizar aún más el contrato de trabajo y por tanto la estancia en el puesto de trabajo" apuntó.

Por ello, señaló Carretero "no es baladí" que la media de edad de las 14 personas fallecidas en los accidentes mortales contabilizados en estadísticas oficiales en 2010 ronde los 26 y 27 años, de los que la inmensa mayoría tenía un contrato temporal y precario, además y dentro de este perfil, llevaban poco tiempo en el desarrollo del puesto de trabajo.

Evitar que se vuelva a achacar a un fallo humano la muerte de un trabajador

Refiriéndose a los dos últimos accidentes mortales en la región, Carretero se cuestionó, en el siniestro de Jerez, por "cómo se puede, en pleno siglo XXI, mandar a un peón a tirar una cornisa, una marquesina, con una maza. ¿Para qué existen máquinas retro excavadoras? ¿Cómo se pueden hacer esos trabajos en la época en la que estamos? Sólo tiene una explicación, ahorro de coste".

En cuanto a la muerte del trabajador de la Central Nuclear de Almaraz ha criticado que no fue formado para conducir un vehículo en el que quedó atrapado.

Carretero insistió en que CCOO no consentirá que "se siga achacando al fallo humano la muerte en el trabajo". "La muerte en el trabajo tiene causas, la inmensa mayoría de las causas, por no decir todas, tienen origen, y ese origen está en la falta de prevención, en la falta de cumplimiento de la normativa por parte de la empresa, por parte de quien tiene que facilitar a todos los niveles esa situación", añadió.

El secretario general de CCOO de Extremadura apeló a que los poderes públicos cumplan con su "misión importantísima" de controlar y de poner el "máximo énfasis" en la prevención de los riesgos en el entorno laboral.

Así, señaló que al igual que ocurre con la siniestralidad en las carreteras, CCOO ha exigido la realización de campañas y ha pedido igualmente que "señalen con el dedo a aquellas empresas que no cumplen, señalen con el dedo a aquellos empresarios que haciendo mal uso de la seguridad y de la ley están poniendo en riesgo lo más preciado de sus empresas que es la vida de sus trabajadores".

Aseguró además que la Inspección de Trabajo "puede y debe hacer más" pero recordó que "no tiene ni los medios ni las personas en cantidad suficiente para hacer su trabajo".

Por otro lado, Carretero remarcó la idea de "tolerancia cero" ante la "falta de responsabilidad de las empresas" y de "exigencia de máximas responsabilidades", aunque ha lamentado que los procesos judiciales son "a término" y no evita la muerte de los trabajadores y ha añadido que "de nada vale a una familia recibir una indemnización cuando un chico de 23 años ha muerto trabajando".

Por último, indicó que hay "indicios" de que se está produciendo accidentes en el marco de la economía sumergida, aunque sin datos "fehacientes", pero añadió que le "consta" que la Inspección de Trabajo está investigando "algún que otro caso".